martes, 24 de mayo de 2016

The Division - Razones para no abandonarlo

The Division, el shooter online de Ubisoft, fue recibido por prensa y usuarios con vítores pero su base de jugadores ha ido decreciendo por culpa del escaso contenido endgame. Afortunadamente, hoy llega la actualización 1.2 y el futuro de Manhattan ya no será tan oscuro como me lo estaba imaginando.


The Division es un juego realmente entretenido, eso lo sabe cualquiera que le haya dedicado unas horas de juego y de verdad es una aventura que engancha. Su propuesta de falso MMO a lo Destiny me ha parecido tremendamente adictiva y subir de nivel completando todas las misiones de su mundo abierto ha sido una gozada. Pero, al igual que le pasaba al FPS de Bungie en sus inicios, me he quedado sin gran cosa que hacer una vez alcanzado el nivel 30 y he decidido abandonarlo. Nos lo advirtió Álvaro en su análisis, diciendo que el contenido endgame era bastante escaso.

Tenía razón, y la sigue teniendo, aunque haya llegado la primera incursión que no estaba disponible en el lanzamiento. Podría seguir jugando para mejorar mi equipamiento. Aún no tengo, ni de lejos, los mejores objetos del juego pero, sinceramente, no me apetece conseguirlos. Reunir los materiales y los créditos fénix necesarios nos obliga a seguir un proceso demasiado tedioso y repetitivo como para hacerme “morder el anzuelo”.

 eso por no hablar de otros “defectivos” que han acompañado a The Division desde su lanzamiento. Me refiero a los múltiples bugs que asolan la experiencia de juego. Hasta ahora ha habido de todo: jugadores que se esconden en muros, otros que se aprovecharon del error que permitía obtener 4 objetos de calidad excepcional en la incursión y que ahora son tan poderosos que es casi imposible eliminarlos en la zona oscura...

Aunque quizás, el peor de todos es el que te impide jugar a determinadas misiones (cerrando la puerta de acceso a la misión) después de hacer matchmaking en busca de compañeros de aventuras. Todo esto no es un gran problema cuando estás jugando solo, o cuando juegas con un grupo de amigos en una partida privada. Pero, claro, si nos dedicamos a darnos una vuelta por la Zona Oscura (donde sí que hay enfrentamientos PvP) el caos se apodera de las partidas y todo se vuelve realmente oscuro, casi siniestro diría yo.

Es cierto que Destiny ha sabido reinventarse, e incluso cambiar muchos de sus aspectos menos apreciados por los usuarios, pero también lo es que la obra de Bungie también tenía un endgame escasísimo y repetitivo hasta la saciedad y hasta sus bugs, empezando por la mítica cueva del looteo que también desvirtuaba la experiencia de juego y, desde luego, no se originó tanto revuelo. Claro, que el historial de Ubi en este sentido tampoco ayuda. Y ayuda mucho menos aún que Ubisoft haya borrado o cerrado determinados hilos de los foros oficiales que hablaban sobre los distintos fallos y bugs del juego. Eso no tiene perdón, así de sencillo.

Por todo esto, como decía, estaba pensando abandonar The Division de una vez por todas pero la llegada de la actualización 1.2, que además es gratuita, me ha hecho cambiar de idea radicalmente. La oferta de contenido me parece lo suficientemente amplia y atractiva como para seguir dándole hasta que llegue la primera gran expansión en junio.

La nueva incursión, Cielo Despejado, nos lleva a enfrentarnos con los Rikers para recuperar una plataforma antiaérea. Seguro que me mantiene pegado al mando un buen tiempo pero no es eso lo que más me seduce de esta nueva actualización. Las distintas mejoras en la Zona Oscura también tienen una pinta genial. Ahora podemos cortar la cuerda de una de las extracciones para afanarle las recompensas a otros jugadores, hay una nueva zona a la que acceder para jugadores de máximo nivel y también se estrenan una especie de cofres que contienen varios ítems.

Pero, lo que de verdad me llama de esta nueva actualización son dos cosas: el nuevo sistema de looteo y las nuevas misiones de mundo abierto. En lugar de tener que repetir una y otra vez las mismas misiones diarias en modo difícil o desafío para conseguir créditos fénix y amasar hasta la extenuación materiales de todo tipo explorando los escenarios, por fin recibimos una recompensa justa para según qué desafíos. Por ejemplo, las misiones diarias en dificultad desafío nos otorgan, seguro, 1 pieza de equipo de 182 de valor y el jefe final incluso puede dejarnos caer 2 piezas de equipo de 182 y hasta una más de entre 182 y 214. La misma “generosidad” de Ubi recibimos en la Zona Oscura y en las nuevas misiones de mundo abierto, por lo que el panorama ha cambiado sustancialmente.


Las nuevas misiones de mundo abierto nos invitan a buscar, desde nuestra base de operaciones o desde los distintos pisos francos, a una serie de enemigos únicos que nos dejarán jugosas recompensas. Primero tendremos que limpiar un barrio de misiones para poder acceder a las nuevas misiones de Busca y Elimina. En el piso franco nos darán la ubicación y el ránking y requisitos de estos enemigos y una vez eliminados recibiremos Info, una nueva moneda que nos permite acceder a las misiones de Objetivos Valiosos. Estos objetivos de alto nivel sólo estarán disponibles una vez, por lo que si fracasamos en nuestra intentona no podremos repetir la misión en cuestión. 

Además, aunque el ritmo de parches y corrección de errores de Ubisoft no ha sido, digamos, una cascada descontrolada, la realidad es que la experiencia de juego está mejorando bastante y espero que Ubisoft Massive siga esa misma línea para reparar muchos otros bugs. Algunos pueden pensar que están siendo demasiado lentos pero, si comparamos su situación con la de Destiny, que no terminó de adaptarse a las exigencias de sus jugadores hasta el Rey de los Poseídos, el paso de Ubi parece más de liebre que de tortuga.

Y luego están las expansiones que, a mi modo de ver, serán las que de verdad me harán abandonar o no The Division definitivamente. En mi lista de deseos para esas dos expansiones no debería faltar nada de lo siguiente: nuevas experiencias de juego, nuevos escenarios, nuevas armas, equipamiento, incursiones, misiones de mundo abierto y corregir los múltiples bugs de la Zona Oscura. Si ofrecen todo eso y algo más (sean zombis o no), me quedaré disparando por las calles de Nueva York durante muchos meses. Si no, tendré que mudarme a otras latitudes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario