miércoles, 5 de junio de 2013

SONY MANTIENE SU POLITICA SOBRE LA CONEXION PERMANENTE Y JUEGOS DE SEGUNDA MANO EN EL PS4

La compañía japonesa ha anunciado que no ha cambiado ni un ápice su decisión en torno a los dos puntos más calientes en torno a la próxima generación. Así pues, todo indica quePlayStation 4 no obligará a sus usuarios a permanecer conectados de manera continua a la Red ni bloqueará los juegos usados.


Son los dos grandes debates y los principales frentes abiertos a los que las futuras consolas deberán abordar en algún momento: hacer públicas sus respectivas decisiones para con ambas. Por un lado, recordemos, la conexión permanente, largamente criticado por la mayor parte de los usuarios, ya que el despliegue de medios actual impide garantizar el buen funcionamiento del sistema. Ejemplo de ello lo tenemos en títulos como Diablo III o el nuevo SimCity.

El segundo de ellos es el que ahora está acaparando los grandes titulares: las medidas para bloquear o regular losjuegos de segunda mano, a raíz principalmente de las supuestas restricciones que incluiría Microsoft para con su Xbox One; una compañía que ya desmintió la necesidad de estar conectada permanentemente para con ésta.

Propuestas desde Japón
¿Qué ocurre con Sony? Hasta ahora, la compañía ha marcado distancias, manteniéndose un tanto al margenposiblemente para escrutar el mercado mientras los palos parecían caer a su rival.
Ahora sabemos, a través del portal Kotaku, que la fabricante no ha cambiado de estrategia desde el anuncio de la consola, donde ya dejó claro que no incorporaría la conexión permanente en la nueva consola: “No aportaremos ninguna aclaración adicional más allá de lo que dijimos en el anuncio de PS4. Si algo cambia, estoy seguro de que lo haremos saber”, ha comentado al respecto un representante de la compañía.

Tampoco irán contra la segunda mano
Con respecto a la otra cuestión, al de los juegos usados, la firma de Tokio quiso ser incluso más claro, cuando el presidente de sus estudios, Shuehi Yoshida, recalcó que cualquier medida para que los jugadores registren sus juegos en la red sería aportada por las propias distribuidoras y no por la consola en sí. Es decir, mantener la misma política que hasta ahora, con los famosos Online Pass (que EA ha decidido ya eliminar).

Así pues, parece que por parte de la compañía japonesa queda claro su política para con los dos temas más candentes, y que no es otra que la de escuchar las reclamaciones de los usuarios y no establecer ningún tipo de medida contra éstos, al menos en esas dos cuestiones. ¿Cambiará de opinión más adelante? Puede ser, pero por ahora, nos aferramos a estas últimas declaraciones en torno a PlayStation 4.

No hay comentarios:

Publicar un comentario